Entendiendo la pandemia

Los contenidos de esta historia se pensaron para ser útiles aún a pesar del paso del tiempo. Sin perjuicio de ello, la última revisión del contenido y actualización de los datos de esta historia fue el 1/12/2020.

¿Cómo entender la evolución de la pandemia en el mundo?

¿Cuántos datos hay que mirar para entender la evolución de la pandemia en un país? La respuesta simple es "muchos". Sin embargo, al combinar dos datos (casos totales y casos nuevos diarios) podemos tener una visión más global de la pandemia, mucho mejor que mirando estos datos por separado.
Compartir:

El número de casos por millón de habitantes es un dato que vemos seguido. Como indicador de evolución de la pandemia sabemos que, en general, tener mayor número de casos es peor.

¿Qué pasa entonces con los países que tienen gran número de casos totales pero relativamente pocos casos nuevos diarios? ¿Y los que tienen muchos casos nuevos diarios pero pocos casos totales?

Para responder eso tenemos que combinar ambos datos. En el eje horizontal vamos a poner el número de casos totales por millón de habitantes de cada país, desde el comienzo de la pandemia hasta ahora.

En el eje vertical vamos a poner, para cada dato del eje horizontal, el número de casos nuevos diarios que le corresponde, también por millón de habitantes.

Notá que el tiempo desaparece en este gráfico: está implícito al recorrer la curva de cada país desde su comienzo hasta su final. Al comienzo, todos los países tenían pocos casos totales y pocos casos nuevos diarios; más adelante en la pandemia ambos datos fueron creciendo de distinta forma en cada país.

Veamos qué tipos de comportamientos podemos encontrar.

En este gráfico, si un país tiene un recorrido en diagonal significa que está en crecimiento exponencial: el número de casos nuevos es proporcional al número de casos totales.

Todos los países comenzaron de esta forma: recorriendo la diagonal principal, con un tiempo de duplicación muy corto de aproximadamente 3 días. Es decir, este escenario es cuando no había control de la pandemia.

Gracias a medidas de contención y mitigación, muchos países, como Argentina, lograron correrse a diagonales más bajas.

¿Qué significa esto? Que el crecimiento del número de casos sigue siendo exponencial, pero con un ritmo menor (tiempo de duplicación más largo).

Unos pocos casos lograron controlar casi completamente la propagación del virus, como por ejemplo Nueva Zelanda.

Estos países no solo se apartaron de la diagonal principal, sino que "doblaron la curva" y lograron un comportamiento hacia abajo (donde el número de casos totales casi no crece, salvo que ocurra un rebrote).

Otros países, como Estados Unidos, lograron salir del crecimiento exponencial pero siguen creciendo pues el número de casos nuevos diarios se mantiene aproximadamente constante (se ve que la curva se hizo aproximadamente horizontal).

¿Y cómo se ven los rebrotes en este gráfico? Como una curva que parecía haber sido controlada (tramo hacia abajo), pero volvió a crecimiento exponencial (vuelve a recorrer alguna de las diagonales). El primer ejemplo fue Singapur.

La realidad es compleja. Este ejercicio de simplificación e idealización nos permite interpretar la evolución de cada país en términos de estos "comportamientos elementales" (crecimiento exponencial, crecimiento constante, control) y sus combinaciones (por ejemplo un rebrote).

Para entender la evolución de la pandemia hay muchos datos que podemos mirar. Combinarlos, visualizarlos de determinadas maneras y compararlos con otros nos permite obtener más información que analizarlos de forma individual.

Ver Métodos y fuentes de esta historia

Compartir:
Historias relacionadas: